¿Urbanismo feminista? ¿A caso la disposición de una ciudad puede ser machista?

¿Urbanismo feminista? ¿A caso la disposición de una ciudad puede ser machista?

  • Publicación de la entrada:26 enero, 2021

Vivimos en sociedades en las que existen profundas desigualdades estructurales fruto de un sistema patriarcal, capitalista, racista y colonial, en el que a partir de las diferencias se construyen privilegios y opresiones, dependiendo de si somos mujeres, hombres o personas con identidad no binaria.

 

Los espacios de la ciudad en los que desarrollamos nuestra vida cotidiana son los escenarios donde se representan jerarquías y desigualdades, por ello podemos afirmar que la vida en la ciudad no es igual para todas las personas.

El modelo urbano enfocado en dar beneficio al capital reproduce desigualdades de género perpetuando la exclusión de las mujeres y limitando nuestro derecho a la ciudad. En respuesta a este problema, el urbanismo feminista propone un cambio de prioridades en la sociedad actual, situando la vida cotidiana de las personas en el centro de las decisiones urbanas, para transformar así las desigualdades que el sistema capitalista, patriarcal y colonial ha reproducido.

La aproximación a la ciudad desde la vida cotidiana pone en valor todas las necesidades derivadas de las actividades del día a día, visibilizando y reconociendo la importancia de las tareas reproductivas y de cuidados realizadas mayoritariamente por mujeres, y reivindicando la corresponsabilidad social y colectiva en el desarrollo de dichas actividades

El urbanismo feminista es un posicionamiento y una herramienta política, ya que creemos que la configuración física y social de los espacios determinan la realidad cotidiana de las personas en la ciudad, y que un enfoque feminista puede contribuir a una transformación social y física, rompiendo jerarquías y cambiando realidades. Pero el urbanismo feminista no consiste en hacer una burbuja para las mujeres en la ciudad, sino ciudades que permitan la convivencia de las personas en su diversidad. Ciudades inclusivas y equitativas.

El urbanismo feminista es integrador y representa una mejora para todas las personas que viven y comparten la urbe.

¿Creéis que el urbanismo feminista ayudaría a combatir las agresiones sexuales?