Las fronteras matan.

Las fronteras matan.

  • Publicación de la entrada:20 junio, 2020

Femen es un grupo feminista contestataria conocido a nivel internacional por sus acciones a lo largo y ancho del planeta. Mujeres con eslóganes pintados en sus pechos desnudos, coronas de flores sobre sus cabezas y puños en alto. Mujeres que gritan directamente a los poderes patriarcales. Mujeres que luchan por el fin del patriarcado.

 

Las personas refugiadas se encuentran entre los colectivos más vulnerables del mundo; son personas que se han visto obligas a huir de sus países de origen porque sus vidas estaban en riesgo por motivos de conflicto armado, raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual. En 2019, 70,8 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a huir de sus hogares, 25,9 millones están refugiadas en otros países, 41,3 millones desplazadas internamente y 3,5 millones solicitan asilo, según datos de ACNUR.

En 2019, en España se presentaron 118.264 solicitudes de asilo, de las cuales solo se resolvieron 60.198 y únicamente 1.653 fueron favorables (una de cada 20 solicitudes). Mientras tanto, más de 120.000 personas están pendientes de una resolución de la que depende sus vidas. El 45,43 % son mujeres y más del 50 % jóvenes entre los 18 y 34 años de edad. Entre las nacionalidades con mayor número de personas solicitantes se encuentran la venezolana, colombiana, hondureña, nicaragüense y salvadoreña.

Durante la crisis sanitaria, varios países han cerrado sus fronteras, dejando a millones de personas migrantes en un absoluto desamparo político, económico y social, en los campamentos, en las fronteras y en el trayecto (terrestre y marítimo). Así mismo, se ha suspendido la atención en las administraciones y Oficinas de Asilo y Refugio (OAR), obstaculizando e imposibilitando los procesos de solicitud.

En lo que llevamos del año, de enero a mayo, se han presentado 37.366 solicitudes (17.385 mujeres), de las cuales 8.420 han sido ya rechazadas, 425 favorables y el resto están pendientes de resolución. 35.173 realizaron la solicitud de asilo en territorio nacional, 1.485 en puesto fronterizo, 629 en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs) y 7 en embajadas (en condición de familiar reagrupado).

Recordemos los motivos por los que las mujeres huyen de sus países de origen: sufren violencias de género dentro de la pareja y familia, matrimonios forzados, mutilación genital femenina, violaciones, prostitución y trata con fines de explotación sexual y laboral, crímenes de honor y relacionados con la dote. A las violencias que sufren en sus países de origen, se le suman las violencias que sufren durante el trayecto por su condición de mujeres, como las violaciones, agresiones y abusos sexuales, las redes de tráfico y trata. Muchas de ellas pierden la vida. Y la vulneración de derechos continúa: el Estado español no reconoce la violencia de género como una causa en sí misma para conceder asilo a una mujer, esto depende de las circuntancias imperantes en el país de origen.

Estas personas, además de todo el duelo del exilio, viven con angustia la llegada a un país desconocido, alejadas de sus familiares, de su red de apoyo, el desconocimiento del idioma, de una nueva cultura, y en la mayoría de los casos sin recursos económicos ni habitacionales.

Debemos denunciar esta situación y exigir políticas públicas migratorias igualitarias, antidiscriminatorias y antirracistas. Como activistas nos unimos y comprometemos a crear un mundo sin fronteras sin políticas asesinas y sin migración forzada.

#MadeByRefugees <3

#Refugees

#Inmigrantes

#MujeresRefugiadas

#IgualdadDeCondiciones

#StopRacismo

#StopDiscriminación

#RefugeesWelcome

Crédito imagen: Laura C. Vela.