La única invasión que hay es la del fascismo.

La única invasión que hay es la del fascismo.

  • Publicación de la entrada:23 agosto, 2020

«No a la invasión migratoria», ese es el slogan promovido por VOX en sus redes sociales. Santiago Abascal, ha manifestado durante los últimos días que el Gobierno tiene que impedir inmediatamente la entrada de personas migrantes en España: «muchos llegan contagiados del Covid-19 y añaden otra problemática como es el terrorismo» decía.

El racismo de VOX es uno de sus rasgos identitarios.

En septiembre de 2019. En esa fecha VOX propuso en el Congreso una iniciativa para levantar muros y reforzar las fronteras de Ceuta y Melilla.

Sin embargo, esto no es sólo una cuestión de un solo partido político. El Gobierno y, en concreto, el Ministerio del Interior donará material policial valorado en 1’5 millones de euros a siete países africanos con el fin de frenar los movimientos migratorios.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, en su visita a Teror (Gran Canaria) intentó blanquear la actuación del Ministro de Interior
«actuar en origen y en los países de tránsito, en colaboración con cuerpos policiales para incidir en las mafias que trafican con personas» decía Darías.

La ruta migratoria canaria, la más peligrosa para llegar a Europa, se ha cobrado la vida de al menos 20 muertos en dos días.

La culpa no es solo de partidos abiertamente racistas, sino también de los partidos y del Gobierno que mantiene una Ley de Extranjería inhumana y violenta; centros de internamiento para extranjeros que son en realidad cárceles; actuaciones policiales que persiguen a las personas migrantes…

Desde Femen Spain queremos recordar que la Ley de Extranjería vigente mata personas todos los días. Los movimientos migratorios a Europa son en gran parte consecuencia de los negocios sucios y conflictos armados que motivan nuestros países.

Queremos recordar que abandona su hogar sin motivos, tampoco se juega la vida sin razón.

Dejen de decir que España recibe a lxs migrantes. Estas leyes y estas acciones son racistas.

Crédito imagen: Laura C. Vela.