Qué es Femen y cómo es nuestro activismo.

Qué es Femen y cómo es nuestro activismo.

  • Publicación de la entrada:10 marzo, 2020

FEMEN es un grupo feminista contestataria conocido a nivel internacional por sus acciones a lo largo y ancho del planeta. Mujeres con eslóganes pintados en sus pechos desnudos, coronas de flores sobre sus cabezas y puños en alto. Mujeres que gritan directamente a los poderes patriarcales. Mujeres que luchan por el fin del patriarcado.

 

“Las mujeres no necesitan reformas, necesitan una revolución”. Esta frase del Manifiesto femen ejemplifica lo que busca el movimiento. Femen surgió en Ucrania en 2008 y poco a poco fue expandiéndose a nivel internacional. En 2013 nacía femen España.

El modus operandi de femen se conoce como sextremismo: “el sextremismo es la sexualidad femenina que se rebela contra el patriarcado mediante acciones políticas frontales y radicales”. Este tipo de activismo consiste en utilizar el cuerpo femenino, sus pechos desnudos, para protestar, para reivindicar, para luchar contra el machismo que inunda todos y cada uno de los rincones de este patriarcado global.

Los cuerpos de las mujeres siempre han sido usados para disfrute masculino. Sin embargo, las activistas de femen los usamos para nuestra lucha. Nuestras acciones son directas, pacíficas y de resistencia activa. Nuestra postura corporal no es complaciente, es combativa. Nuestros rostros no son sonrientes, estamos enfadadas. Nuestros pechos no están desnudos, gritan consignas políticas.

Con este sextremismo femen centra su lucha contra tres pilares básicos: las dictaduras, la industria del sexo y las religiones. Femen es un movimiento democrático que combate todos los regímenes dictatoriales pues entendemos que la libertad es inherente al ser humano. Además, las dictaduras han demostrado ser especialmente perjudiciales para las mujeres, pues siempre intentan reforzar los esencialismos de mujer y esposa como modelos de buena mujer.

La industria del sexo solo es posible dentro de este patriarcado que considera el cuerpo de las mujeres un bien de consumo masculino. Desde femen nos oponemos a la explotación del cuerpo de las mujeres, tanto con fines sexuales como reproductivos. Sin embargo, no ejercemos un abolicionismo maternalista. Nuestra lucha es contra la industria no contra las mujeres que por unas u otras razones terminan en ella.

Las religiones han sido y siguen siendo sistemas de dominación de la población. Las tres principales religiones monoteístas son también especialmente perjudiciales para las mujeres. Mantienen unas normas que encorsetan a las mujeres de nuevo en esos antiguos trajes de madres o esposas, donde no se espera nada más de ellas. Además, merman las libertades sexuales de las mujeres y castigan cualquier tipo de amor que se salga de la heteronorma.

Estos son los principales frentes de lucha de femen, tanto en el Estado español como a nivel global. Cabe señalar que en nuestro territorio centramos la lucha contra la religión especialmente en la católica, pues es la religión con más poder en nuestro país. En la lucha contra la industria sexual hemos añadido también los vientres de alquiler ya que, no hace tanto, un partido presento un proyecto de ley para regularizarlos. En cuanto a las dictaduras, desde femen España combatimos la herencia franquista que sigue viva y aún tiene poder en muchas de las instituciones de nuestro país.

“Ha llegado la hora de asumir nuestras responsabilidades y luchar mano a mano, con temeridad y decisión, por el gran combate feminista.”