NO ES LIBERTAD, ES FASCISMO PROTEGIDO

NO ES LIBERTAD, ES FASCISMO PROTEGIDO

  • Publicación de la entrada:21 septiembre, 2021
Hoy cuatro activistas de Femen Spain han protestado frente a las puertas de la Delegación de Gobierno de Madrid a primera hora de la mañana.

Tras la celebración el pasado sábado de la manifestación autorizada neonazi en el centro de la ciudad y más concretamente en el histórico barrio LGTBIQ de Chueca. Más de 200 fascistas y neonazis exhibieron banderas, símbolos nazis además de lanzar proclamas lgtbfobicas y serofobicas como «Fuera maric0nes de nuestros barrios» o «fuera sid0sos de nuestros barrios». 

Todo esto ocurre en un clima social donde los delitos de odio han experimentado un repunte extremadamente preocupante. Desde el terrible asesinato de Samuel, motivado por un ataque homofobo, hasta las numerosas denuncias que se han incrementado en los últimos meses en todo el territorio español. La Delegación de Gobierno es responsable de haber autorizado una exaltación del nazismo y el fascismo.

Un organismo dependiente del gobierno ha permitido que se exhiban símbolos antidemocráticos una vez más. Igual que ya hacen con los homenajes a Franco y Primo de Rivera de manera recurrente. Es suficiente, en democracia no hay sitio para nazis ni fachas. Mucho menos para que haya organismos oficiales que avalen su actividad en plena calle. La Delegación de Gobierno de Madrid lleva dando permiso, protección y legitimidad a estas ideas antidemocráticas demasiados años. Poco importa que el Ministerio de Igualdad quiera llevar a Fiscalía una sola manifestación, necesitamos que el Gobierno actúe sobre la Delegación de Madrid.

De manera que se prohíban este tipo de actos que constituyen en su origen ya un delito de odio contra colectivos vulnerables, en este caso el LGTBIQ. Estas manifestaciones no son ejercicios de libertad de expresión son fascismo protegido por las instituciones. El nazismo no es una opinión, el fascismo no es una opinión. Estos actos instrumentalizan la lucha por la libertad para imponer su odio. 

Señalemos a las instituciones responsables. Señalemos al poder que les protege, permite y respalda sus cacerías. 

📸: Jesús Hellín / Europa Press / Agencia EFE